Cómo cuidar tus flores en el arreglo floral

Introducción

Las flores son una de las creaciones más bellas de la naturaleza y son una parte importante del mundo del arte y la decoración. Ya sea que estés buscando arreglos florales para una ocasión especial o simplemente quieras mantener tus flores frescas y saludables durante más tiempo, seguir algunos consejos de cuidado básicos puede hacer una gran diferencia.

Escoge las flores correctas para el arreglo floral

Antes de comenzar a armar tu arreglo floral, es importante que elijas las flores adecuadas para el propósito. Debes considerar el tipo de evento, el clima y la duración que deseas que dure el arreglo.

Por ejemplo, si estás haciendo un arreglo para una boda de verano, es mejor escoger flores resistentes al calor como los lirios, girasoles o las margaritas. Si tu arreglo es para un evento de otoño, las rosas, los crisantemos y los claveles son excelentes opciones.

Además, las flores de corte que tienen un tallo largo y fuerte como las dalias, los gladiolos y los lisianthus, son ideales si quieres hacer un arreglo grande y estructurado.

Preparación del agua

Antes de colocar tus flores en el arreglo, debes preparar el agua que usarás. Una buena práctica es cambiar el agua cada dos días para asegurarte de que esté limpia y sin bacterias. El agua debe estar a temperatura ambiente y nunca debes usar agua caliente o fría.

Para preparar el agua, puedes agregar un conservante de flores, que se puede encontrar en cualquier floristería, al agua para mantener la frescura de las flores por más tiempo. Éstos vienen en sobres pequeños y se disuelven rápidamente en el agua.

Corte de los tallos de las flores

El corte de los tallos es uno de los factores más importantes para garantizar que tus flores continúen absorbiendo agua fresca. Debes cortar el extremo del tallo en un ángulo de alrededor de 45 grados, lo que permite una mayor absorción de agua. Asegúrate de que la parte inferior del tallo siempre esté sumergida en agua fresca.

Es importante que los tallos se corten en diagonal para evitar que se asienten en el fondo del recipiente y obstruyan su capacidad para absorber agua y nutrientes.

Arreglo floral

Ahora que has escogido tus flores, preparado el agua y cortado los tallos, es hora de hacer tu arreglo floral. Comienza colocando las flores más grandes y pesadas en el centro del arreglo. A continuación, agrega las flores más pequeñas y delicadas alrededor del centro. Puedes agregar follaje entre las flores para crear profundidad y textura en el arreglo.

Es importante tener en cuenta la altura de las flores. Por ejemplo, si estás haciendo un arreglo en un jarrón alto, debes colocar las flores más altas en el centro y las más bajas cerca del borde del jarrón. Si estás haciendo un arreglo en un jarrón bajo, entonces debes poner las flores más altas en los bordes y las más bajas en el centro.

Mantenimiento del arreglo floral

Una vez que tu arreglo floral está hecho, es importante cuidarlo para que se mantenga fresco y saludable. Coloca el arreglo en un lugar fresco y lejos de la luz solar directa para evitar que se marchiten.

Recuerda cambiar el agua cada dos días y cortar los extremos de los tallos para mantener la absorción de agua fresca. Si alguna flor se marchita, debes quitarla inmediatamente para evitar que las bacterias se propaguen a las demás flores.

Además, es importante evitar que las hojas estén debajo del agua, ya que pueden descomponerse y causar la proliferación de bacterias que acorten la vida de las flores. Asegúrate de limpiar el recipiente entre los cambios de agua y utilizar conservantes florales para prolongar la duración de tus arreglos.

Conclusión

Cuidar tus flores en el arreglo floral no requiere de muchos esfuerzos, pero sí debes tener en cuenta varios factores para que tu arreglo dure el mayor tiempo posible. Desde la elección de las flores pasando por la preparación del agua y el corte de los tallos, hasta la ubicación del arreglo y su mantenimiento, cada una de estas técnicas tiene un papel importante en el cuidado de las flores en el arreglo floral.

Con estas prácticas sencillas, podrás crear arreglos florales hermosos y duraderos que deleitarán a todos en la ocasión especial que lo necesites o para decorar tu hogar. Recuerda que con únicamente una buena elección de flores y su mantenimiento adecuado, podrás tener tu ambiente lleno de la belleza y la fragancia de las flores naturales.