Tips para plantar semillas de begonias en casa

Introducción

Uno de los pasatiempos más relajantes y gratificantes es la jardinería. Y si buscas una planta fácil de cuidar y muy decorativa, las begonias son una buena opción. Las begonias son plantas originarias de América del Sur que existen en una gran variedad de colores y tamaños. Si estás interesado en cultivar tus propias begonias, este artículo es para ti. A continuación, te daremos algunos tips para plantar semillas de begonias en casa.

Conociendo la Begonia

Antes de comenzar a sembrar, es importante conocer la planta que vamos a cultivar. Las begonias son plantas de clima cálido y húmedo, por lo que prefieren un sustrato rico en materia orgánica y con buen drenaje. Además, requieren de una buena iluminación, pero sin exposición directa al sol. En cuanto al riego, es importante que el suelo se mantenga siempre húmedo, pero sin encharcamientos.

Tipos de begonias

Existen varios tipos de begonias, entre ellas se encuentran las begonias de flores, las begonias de hoja perenne y las begonias de tubérculos. Las begonias de flores son las más comunes, suelen tener flores de colores brillantes y vistosos. Las begonias de hoja perenne, por su parte, son conocidas por sus hermosas hojas verdes y sus diversas formas. Por último, las begonias de tubérculos son ideales para el cultivo en macetas y suelen florecer en verano.

Preparación del Sustrato

Antes de sembrar, es importante preparar el sustrato adecuado. Como dijimos anteriormente, las begonias necesitan un suelo rico en materia orgánica y con buen drenaje. Una buena forma de asegurarnos de esto, es mezclar tierra de jardín con compost orgánico y arena gruesa. La proporción ideal es de dos partes de tierra de jardín, una parte de compost orgánico y una parte de arena gruesa.

Semillero

Una vez que tenemos el sustrato preparado, podemos comenzar a sembrar nuestras begonias. Lo primero que debemos hacer es llenar una bandeja de semillero con el sustrato preparado. Luego, debemos colocar las semillas encima del sustrato y cubrirlas con una fina capa de vermiculita, que ayudará a mantener la humedad. Es importante que las semillas no queden enterradas muy profundamente, lo ideal es que queden a una profundidad de entre 1 y 2 cm.

Germinación de las semillas

Las semillas de begonia pueden tardar algunos días en germinar, por lo que es importante mantener el sustrato siempre húmedo. Además, es recomendable cubrir la bandeja con un plástico para ayudar a mantener la humedad. La germinación puede tomar entre 10 y 15 días, dependiendo de las condiciones ambientales.

Trasplante

Una vez que las semillas han germinado, es importante trasplantarlas a macetas individuales para que puedan seguir creciendo. Es importante no tocar las plántulas con las manos, ya que son muy delicadas. Para trasplantarlas, lo mejor es utilizar una cuchara pequeña o un tenedor para separarlas del sustrato. Luego, se coloca la plántula en la maceta individual y se la cubre con un poco de sustrato fresco.

Cuidados después del trasplante

Después del trasplante, es importante seguir cuidando nuestras begonias para que puedan crecer sanas y fuertes. Es importante mantener el sustrato siempre húmedo, pero sin encharcamientos. Además, se debe fertilizar las plantas cada dos semanas con un fertilizante líquido especialmente diseñado para begonias. Es importante evitar el uso de fertilizantes demasiado concentrados, ya que pueden provocar quemaduras en las hojas.

Conclusión

Cultivar semillas de begonias en casa puede ser una experiencia muy gratificante, pero requiere de algunos cuidados especiales. Es importante conocer las necesidades de la planta, preparar el sustrato adecuado, sembrar las semillas correctamente y cuidarlas después del trasplante. Si sigues nuestros tips, podrás disfrutar de hermosas begonias en tu hogar.